Avisar de contenido inadecuado

Gerencia social comunitaria prospectiva o utopia mas

{
}

GERENCIA SOCIAL COMUNITARIA, PROSPECTIVA O UTOPÍA.

          El estudio de la  historia a través de la ciencia solo ha permitido aproximarnos a ella   pero,  lo que si se ha podido evidenciar es que las variaciones han dependido del carácter colectivo o individual de la sociedad y que apoyada en la Episteme como ciencia del saber y rama de  la filosofía como fundamento de la teoría del conocimiento para todas las ciencias sociales y naturales sustentándose  en la metodología  como técnica, método o proceso para acceder al conocimiento.

         Con la revolución científica originada en el siglo XVI y XVII por parte del sistema Coperniconiano de astronomía, hasta la presentación de los trabajos de Newton, reorientando el pensamiento y configuraciones de la visión del mundo que poseemos actualmente, se puede inferir a Bacón y a Galileo como el nuevo mundo científico, distinto al filosófico, el cual unía el experimento empírico al cálculo matemático, propuso Bacón el método inductivo de descubrimiento de la verdad, basado en la observación empírica., el análisis de los datos, observados en la inferencia  para llegar a la hipótesis y comprobación de las mismas mediante la observación  y el experimento en lugar de explicar los fenómenos; mientras que Galileo expresaba sus ideas a través de la naturaleza, se regía por leyes matemáticas precisas por lo que la epistemología moderna señala a Descarte como uno de sus fundadores, inaugurado por Kepler y Galileo.

          Descarte modifica el pensamiento filosófico clásico, el cual sostenía que el pensamiento  era suscitado por la realidad que está ahí y es  independiente del pensar, la realidad es un fundamento del conocimiento y el primer principio:  el ser, mientras para el pensador moderno no es el ser, sino la razón, lo que da origen al pensamiento, la razón lo explica todo, el problema es mostrar como, desde ahí comienza la duda de la filosofía moderna, generándose dos corrientes como lo son el renacimiento y el empirismo, donde el racionalismo defiende que el criterio de la verdad no es sensorial sino intelectual y deductivo.

          La razón es el único principio y fundamento del conocimiento que genera ideas claras y distintas de la realidad, el saber, constituido por la razón es necesario, universal e indudablemente cierto, mientras el empirismo defiende como  forma de conocimiento la comprobación minuciosa de los hechos naturales, mediante la observación, o sea a través de de la experiencia.   Ese realismo ingenuo, finaliza con Kant y surge el criticismo,  el cual consiste en analizar los fundamentos y estructuras del conocimiento humano, dejando paso a la filosofía idealista representada por Fichte, Schelling y Hegel, dispensando éste último en una gran diversidad de conocimientos y escuelas tales como el existencialismo y la fenomenología.

          En consecuencia surgen en la actualidad nuevos paradigmas, para aprehender realidades cada vez más complejas.  Sus creadores visualizan nueva racionalidad, que miran la realidad total como una ontología, un orden abierto como lo refiere Martínez M. (1999) el holismo y la ecología  dan cuenta de un mundo que es una red de fenómenos vitales interconectados, se trata de una nueva perspectiva filosófica  de la filosofía que abarca el  caos, la  autoorganización y la complejidad  tanto en el mundo natural como  en el social, aumentando la incertidumbre que según Morin (1994),  requiere generar una  nueva epistemología compleja para abordar el conocimiento científico actual.

          Este conocimiento inmerso en lo complejo amerita ser estudiado desde particulares escenarios teóricos, epistemológicos,  ontológicos  y por diferentes  comunidades científicas al fin de obtener un pluralismo cognitivo  que conlleve al pluralismo  metodológico; se trata pues de una visión global que implique la búsqueda de punto de encuentro y desencuentros entre los diversos escenarios teóricos y metodológicos y prácticos científicos que generen marcos de referencias globalizantes, que permitan calibrar el avance y la fiabilidad de las variadas líneas de desarrollo  científico, las generalizaciones (las teorías, en último término) se hacen indispensables, Hegenberg (1979).

         En lo referente a la gerencia social comunitaria, se puede inferir que a partir de la primera mitad de la década del ochenta el concepto de capital social tomó un gran terreno en el debate académico, en las discusiones políticas, en las opiniones de los analistas y en el comentario de profesionales y técnicos resulta llamativo que en un lapso tan breve el concepto se difundió por áreas tan distantes como los programas de lucha contra la pobreza y las nuevas técnicas de gestión empresarial; o resulta un elemento para explicar tanto la ocurrencia de crisis financieras como el retrazo relativo entre los países; en consecuencia;  con este ensayo se pretende describir que el  capital social  es la capacidad que tiene un grupo humano de emprender acciones colectivas que redunden en beneficio de todos los miembros como visión prospectiva o como una  simple utopía más.

          En este sentido se postula que la tarea del gerente social es la de contribuir al logro de una relación virtuosa entre el capital social grupal y el capital social comunitario, teniendo el espacio local como la unidad básica por excelencia en donde se desarrollara el capital social,   las interrelaciones entre el capital social grupal y el comunitario, la bases o insumos necesarios para la aparición de los mismos y los beneficios que aportarían en el proceso de interacción;  resulta lógico tratándose de un paradigma emergente sobre el cual las ciencias sociales pretende profundizar mucho. Sin embargo, y a riesgo de simplificar un debate muy rico, puede sistematizarse cierto consenso en torno a que el capital social son las redes y los comportamientos de reciprocidad, cultura y cooperación que emanan de ellas;  es por lo tanto un recurso que pueden disponer las personas al formar parte de redes sociales y que combinando con otro tipo de recurso (físico, monetario, conocimientos, etc.) les permitan el logro de determinados objetivos como es el  satisfacer necesidades, mejoras en el bienestar o superar situaciones adversas de distinta naturaleza.

          En este contexto,  que intenta utilizar el concepto de capital social para  bien repensar las políticas sociales, es clave esta distinción analítica.  Como es sabido, los cambios institucionales en el plano cultural o emocional son lentos y graduales, es de esperarse  entonces que un agente externo que no tenga una  incidencia directa sobre el plano cognoscitivo en un horizonte temporal razonable pretenda establecer un constructo  semántico diferente al que corresponda al  capital social.  Sin embargo en el plano estructural es en el cual se pueden concentrar las acciones de políticas destinadas a incrementar la existencia de capital social.  Es por lo tanto el plano privilegiado de acción de las políticas sociales, aunque no exclusivo ni en forma descoordinado del  plano analítico  el cognoscitivo quien  determinará  el verdadero  capital social  o  capacidad que pueden desarrollar los grupos humanos de emprender acciones colectivas que redunden en un beneficio mutuo.

 Esta capacidad  radica tanto en la institucionalidad que rige la vida grupal o comunitaria (leyes, procedimientos, medios de comunicación, forma de resolver conflictos, controles y sanciones), como son las normas y hábitos compartidos.   Con esta definición se intenta cumplir con las condiciones teóricas y metodológicas propuestas  para la divergencia del pasaje del capital social grupal al comunitario el cual  requiere que las organizaciones y grupos de individuos que tengan un carácter abierto hacia otros individuos y grupos.   Esto supone generar las condiciones para el cambio de énfasis en los líderes grupales desde una visión de gestión  prospectiva al interior del grupo hacia una gestión que privilegie la apertura y la interacción.     Entonces, se genera una segunda incertidumbre donde se  formula que los líderes locales pueden (y deben) jugar un rol fundamental en la generación de un clima de confianza y cooperación en un plano regional,  ampliando  el intercambio y comunicación permanente entre los dirigentes locales  que resulta de fundamental ayuda en la creación del capital social a nivel comunitario.   Finalmente se sostiene,  que es posible desarrollar acciones concretas destinadas a generar capital social a partir del desarrollo de las técnicas y las metodologías definidas como tales (métodos) y no como  ciencias  de intervención social, y por lo tanto no se debe esperar que aparezca como efecto secundario de otros proyectos virtuosos.

 En consecuencia de las posturas  referidas  con antelación se  puede inferir que tanto la prospectiva u otras técnicas del  pensamiento  establecidas, no pueden implementar modelos sólidos  para anhelar un futuro mejor, pues la mismas exigencias de los cambios sociales  amerita de proyectos  flexibles, ajustables y cambiables a la variabilidad del contexto sociopolíticocultural bajo la reorientación de las ciencias sociales y el análisis histórico, con las  nuevas perspectivas metodológicas  sin pretender reconstruir el pasado  pues no se busca incurrir en una violación epistemológica  sino ostentar una aproximación  a  la realidad donde se le de  cabida a   los diferentes pensamiento y percepciones de los sujetos para  hacerse de un futuro posible.

 REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 EL ANÁLISIS DEL ENTORNO: HERRAMIENTA DE LA GERCIA SOCIAL
I.Licha cdi.mecon.gov.ar
... y de analizar programas de televisión, libros, documentales y... aquellos cambios de
mayor impacto sobre ella. ... enfoque que mejor apoya la gerencia social por ser...
Artículos relacionados- Versión en HTM L- Búsqueda en la Web.

 Jordi   Sierra    (2007)  Tema  de  Portada.     Imaginar el mañana. Ciencia  y  Salud    LA Vanguardia http://www.ciencia. Vanguardia. es/ciência/portada/p371.html

 Ma.  Paz  Sandin   (2003)    Investigación  cualitativa  en  educación     fundamentos   y   Tradiciones  MC Graw-Hill  1ra. Edición en español.  Barcelona España.

Ríos Castilla J. (2004 )  Epistemología, fundamentos generales.      Universidad Santo Tomas División de Universidad Abierta y a Distancia- DUAD Santafá de Bogota. D.C. Colombia.

Wikipendia,   la   Enciclopedia    (2007)     Posmodernidad        http://es.wikipendia.org/       PosmodernidAd

 

MSc Yoleida Coronado

Profesora Educacion tecnica mencion comercio de IUPMA  Yaracuy

Magister en Gerencia  Educativa UPEL Yaracuy

Doctorante Ciencias Gerenciales UNEFA Yaracuy

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Gerencia social comunitaria prospectiva o utopia mas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre